Abellón

En Galifontes, o Wikisource en galego.
Saltar ata a navegación Saltar á procura


  • "abellón". Diccionario gallego-castellano. La Coruña: RAG. 1913-1928. 


       Tradución ao galego (de Wikisource):

O Abellón. Con este nome coñécese nalgunhas localidades galegas un importante costume popular, enlazada co vello culto dos mortos, en virtude do cal antes de dar a estes sepultura, os parentes e amigos do finado, logo dun lixeiro refrixerio, entran no cuarto en que se acha depositado o cadáver, e colleitos da man, dan voltas en torno do morto imitando ao propio tempo, coa boca, o zunido das abellas. É de advertir, que si nesta danza fúnebre, algún dos que nela toman parte, cesa antes de tempo, xa de dar voltas, xa de simular o monótono rumor das abellas, considérase como sinal da súa próxima morte. Esta crenza ten unha antiquísima orixe. "Na tradición popular, -di Gubernatis, Mythol. Zool., tom. II, p. 230-, helénica, latina e alemá, a abella personifica a alma inmortal". Por isto o abellón, que na citada cerimonia, representa o papel da abella e asume e consagra as súas esenciais condicións, vén a ser como unha representación material da alma do morto. Baixa esta da lúa á terra, segundo a remota tradición conservada por Porfirio, e cando se desprende do corpo que animou, enténdese que voa de novo ao ceo. De aí o acto simbólico de o abellón. MURGUÍA. Galicia, p. 232. Loc. Facer ó abellón (hacer el abejón); facer un ruído semellante ao zunido de devandito insecto.


       Texto orixinal (en castelán):

O Abellón. Con este nombre se conoce en algunas localidades gallegas una importante costumbre popular, enlazada con el viejo culto de los muertos, en virtud del cual antes de dar á estos sepultura, los deudos y amigos del finado, después de una ligera refacción, entran en el aposento en que se halla depositado el cadaver, y cogidos de la mano, dan vueltas en torno del muerto imitando al propio tiempo, con la boca, el zumbido de las abejas. Es de advertir, que si en esta danza fúnebre, alguno de los que en ella toman parte, cesa antes de tiempo, ya de dar vueltas, ya de simular el monótono rumor de las abejas, se considera como señal de su próxima muerte. Esta creencia tiene un antiquísimo orígen. "En la tradición popular, -dice Gubernatis, Mythol. Zool., tom. II, p. 230-, helénica, latina y alemana, la abeja personifica el alma inmortal". Por esto o abellón, que en la citada ceremonia, representa el papel de la abeja y asume y consagra sus esenciales condiciones, viene á ser como una representación material del alma del muerto. Baja esta de la luna á la tierra, según la remota tradición conservada por Porfirio, y cuando se desprende del cuerpo que animó, se entiende que vuela de nuevo al cielo. De ahí el acto simbólico de o abellón. MURGUÍA. Galicia, p. 232. Loc. Facer ó abellón (hacer el abejón); hacer un ruido semejante al zumbido de dicho insecto.

Véxase tamén[editar]

Ligazóns externas[editar]